NOS SIGUEN VENDIENDO HUMO, EL PERÚ HABRÍA SIDO GROSERAMENTE ESTAFADO

Por Ricardo Osores Plenge
Analista internacional
https://ricardoosoresplenge.com/

En la actualidad viviríamos una estrategia secuencial para engañar y distraer al pueblo peruano, una que la prensa nos vende desde hace años. Toda una serie de extensas telenovelas, cada una de ellas habría servido para ocultar, tapar, esconder, solapar los multimillonarios robos, de los cuales ha sido objeto nuestro Perú. Obsérvese que en la estrategia fiscal se habría optado por un camino a todas luces escandaloso. Quedamos en manos de un equipo fiscal, uno que habría decidido una estrategia perniciosa, perjudicial, dañina, contra los intereses del estado peruano en todos sus extremos.

La estrategia por la que se habrīa optado es la que Odebrecht fue dictando año a año a la fecha; las oportunas denuncias de IDL, una ONG que goza de información privilegiada en los casos de Odebrecht, desde Angola hasta nuestra patria. Un juego de ajedrez que sería perverso, develando la verdad a medias, una que estaría direccionada con nombre propio, dosificada y a cuenta gotas, destruyendo a opositores y confundiendo el principal objetivo de recuperar lo sobrevalorado, para luego imponer la correspondiente multa.

Al final del camino se escogió premiar a Odebrecht, Graña & Montero y otras consorciadas, empresas que no se les ha embargado una sola tuerca, cuyos patrimonios integros no servirían para compensar o resarcir el daño al Estado Peruano. Se escogió un acuerdo de colaboración con Odebrecht y a la fecha no se conoce su contenido. Lo que si queda claro es que Odebrecht sigue llevándose todo su dinero. El Perú ha servido y sirve como reestructurador financiero de tremenda organización criminal.

Odebrecht sigue manejando los hilos en la justicia peruana

El Congreso disuelto dio la ley que permite a las personas jurídicas ser colaboradores eficaces. Tremenda norma copiada de Brasil, una ley hecha para delinquir y favorecer a las empresas involucradas. Un robo al Estado, desde el Estado y por el Estado. Al final del camino, Graña &Montero -hoy acogida a colaboración eficaz- terminará pagando otra propina, en cómodas cuotas como Odebrecht.

Seguimos viviendo alrededor de un enjambre de la más alta corrupción. Al Perú le han vendido humo, con cebo de culebra, todo a cambio de nada. Los presidentes implicados, todos habrían caído, sin necesidad de ningún acuerdo con Odebrecht, tremenda farsa. Al peruano no le basta que lo violen, le gusta ser violentado una y otra vez.

A la postre, la verdad se hará camino al andar. La luz terminará por hacer caer el velo de la mentira, sostenido por una prensa cómplice que habría utilizado estrategias comunicacionales al mero estilo de Vladimiro Montesinos. Cosa curiosa, quienes otrora defendieron a la Patria, hoy serían concubinos de tremenda organización criminal.

Magistrado José Luis Sardón, victima de campaña mediática lentejera

El diario La Republica ataca a José Luis Sardón, magistrado del Tribunal Constitucional. En mi opinión hay 02 razones para hacerlo:

1) La resolución de la Demanda Competencial, que de ajustarse a Derecho, le debe ser adversa a Vizcarra, donde dejarán que se lleven a cabo las nuevas elecciones congresales.

2) Desprestigiar al Tribunal Constitucional para influir en una sentencia de prisión preventiva contra Keiko Fujimori. Una que, a mi entender, no cumple con los requisitos para devolverla a prisión. Hago la acotación, si la Fiscalía tiene las pruebas, que formule acusación y que se vaya a juicio oral, donde se dictará sentencia.

El caso seguido por Rafael Vela y José Domingo Pérez contra Keiko Fujimori y otros en materia de aportes de campaña -¨ojo, pare, cruce, tren¨, referidos a quienes no fueron gobierno- son casos cimentados en cuatro palos de fósforos. A medida que la verdad se haga pública, el monstruoso edificio construido por la Fiscalía se caerá como un verdadero castillo de naipes, para disgusto de las tribunas, abierta y groseramente engañadas a la fecha.

Tiempo al tiempo. Al final del camino el Derecho prevalecerá, nos guste o no. Al final del día este par de fiscales y el procurador podrían terminar acusados por favorecer a Odebrecht, Graña & Montero y consorciadas, en desmedro del pueblo peruano.

Columnista expresa su indignación por evidente juego en pro de la impunidad corporativa

Hoy cuentan con el apoyo de la prensa guaripolera. Cuando no los necesiten serán carne para los leones, una nueva serie extensiva del Netflix peruano, una que se vendrá tarde o temprano. Vivimos de telenovela en telenovela, mientras tanto se han levantado al Perú en peso. Lo triste es que nuestro Perú jamás verá la devolución de los multimillonarios robos, lo que nos expone a una mayor convulsión social en un futuro cercano.

Ebullición social que, de no mediar correctivos, se hará efectiva del 2021 hacia delante. A la fecha está contenida por el show anticorrupción; y en especial por una economía informal que funciona como válvula de escape, una que no durará eternamente. Un país informal, ilegal, está condenado al subdesarrollo.

Esperemos que el Decreto de Urgencia para la reconstrucción del norte y otros, con la finalidad de contratar de gobierno a gobierno, funcione. Una cosa fueron los Panamericanos, el tema de la reconstrucción es complicado. Sin embargo bien gestionado podría agilizar el gasto con resultados, a esperar, que el 2020 no pinta para nada bien.

Saquen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close