Opinión

KEIKO A LA GUILLOTINA: LA POBLACIÓN ADORMECIDA, CON UNA ECONOMÍA CAMINO AL INFIERNO

Por Ricardo Osores Plenge
Analista internacional
https://ricardoosoresplenge.com/

Mientras la economía se enrumba al mayor de los desastres, el Perú aplaude que Keiko Fujimori será descabezada. He escuchado al juez sustentar que carece de arraigo de todo tipo, que es un peligro de obstrucción a la justicia, pese a que hay doce gatos en el Congreso. Es una delirante sentencia de prisión preventiva, con un peligro de fuga a todas luces inexistentes. El mayor error de Fujimori fue no decir la verdad, estaría enfrentando lo que debiese ser, delitos menores.

No soy abogado ni pretendo serlo. Pero quien no fue gobierno hoy está presa de quienes gozan en libertad sus procesos. El show debe continuar de manos de una prensa servil, al servicio de intereses nada santos. La estrategia comunicacional seguirá siendo la misma: pan y circo a raudales. La única finalidad es distraer al pueblo peruano de los multimillonarios robos. Hay que seguir usando el mismo opioide para adormecer la conciencia de un pueblo, a todas luces ávido de sangre, de una justicia de carne para los leones.

Nos tendrán distraídos con los diferentes casos judiciales, donde la justicia es un remedo de quienes si le han robado al Perú fortunas. No voy a continuar con la misma perorata, no pongo las manos al fuego por nadie, admito que Keiko y su defensa han hecho méritos para estar en tremendo rollo, innecesario por cierto.

Vizcarra, al finalizar su mandato, correrá igual suerte. Un hombre que anda en malos pasos, con Chinchero, Conirsa y el Hospital de Moquegua. La toma de los estamentos del Estado por parte del Ejecutivo es a todas luces evidente.

Hay una variable que Vizcarra no podrá contener, y es que le será imposible seguir engañando al pueblo. Todas sus predicciones de un año 2020 con un 4% de crecimiento del PBI son vana ilusión, y de ello dará cuentas por filibustero y mentiroso.

Queda esperar que la economía, una verdadera debacle en ciernes, haga su trabajo para que el velo del engaño caiga raudo y presuroso ante una masa enardecida, que lo colgarán de los tristes.

La polarización del país va en incremento, no veo luz al final del túnel si no más que un circo rastrero, uno que ofrece más de lo mismo. No durará para siempre, la factura a pagar será de llorar. Por la forma como el equipo fiscal y la Procuraduría habrían servido a Odebrecht escandalosamente, pregunto ¿Cuándo se hará de público conocimiento, el acuerdo firmado con Odebrecht? Manga de sinvergüenzas.

Saquen ustedes, sus propias conclusiones.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

también puedes ver

Close
Close