NUEVAS MEDIDAS DEL COLEGIO MÉDICO ANTE AVANCES DEL COVID

El Colegio Médico del Perú expresa su profunda preocupación por el avance incontrolado de la pandemia. Los indicadores epidemiológicos y sanitarios muestran un ascenso sostenido del número de casos en general, de casos severos que requieren hospitalización, pero de camas UCI en particular. Hoy en día, la salud al igual que la vida de muchos peruanos, se encuentran en alto riesgo, por lo que, se hace necesario tomar medidas eficaces y de alto impacto para disminuir la velocidad del contagio y así evitar más fallecimientos. Defender la vida es una responsabilidad legal, ética y moral de todos, especialmente de las autoridades de los poderes del Estado. Por ello, conociendo el incremento de contagios y muertes de cientos de compatriotas, EXIGIMOS ante el poder ejecutivo, la inmediata implementación de lo siguiente:

I. La disminución de la velocidad de trasmisión del virus del COVID-19, fortaleciendo el distanciamiento social:

1. Identificar los 100 distritos del país que se encuentran en situación de emergencia con tasas de incidencia, mortalidad y factor Rt que indiquen un elevado número de contagios y los servicios de salud incapacitados para seguir atendiendo con el fin de declararlos en cuarentena focalizada, y así proceder a una intervención sanitaria, social, además de económica en el ámbito territorial intervenido, siendo necesario:

a. Aplicar el cerco epidemiológico para evitar que el virus se expanda a otros lugares, incluyendo barridos diagnósticos, rastreo de casos (con pruebas moleculares o de antígeno) y aislamiento individual o familiar, prestando atención médica integral.

b. Brindar ayuda social y alimentaria a las familias aisladas, teniendo como responsables a los gobiernos locales.

c. Aliviar económicamente a las personas o familias aisladas, subsidiando pagos y deudas que se generen en ese lapso de tiempo.

2. Los distritos del país que no se encuentren en la situación anterior, deben intensificar el distanciamiento social:

a. Reducir los aforos al 25 % en todos los lugares de afluencia, ya sean entidades públicas o privadas.

b. Conservar únicamente la reapertura económica de las fases uno y dos.

c. Mantener el toque de queda efectivo desde las 9:00 p.m. hasta las 4:00 a.m. con un control estricto de su cumplimiento.

3. Efectiva campaña comunicacional segmentada según la diversidad social al igual que cultural, conteniendo medidas de prevención individual y colectiva.

II. El fortaleciendo de los servicios de salud en las dos semanas siguientes para evitar el incremento de casos graves y muertes por el COVID-19:

1. Ampliar la oferta hospitalaria con recurso humano especializado y un mayor número de camas en áreas de expansión al igual que, el acondicionamiento de camas de cuidados intensivos e intermedios.

2. Incrementar el número del recurso humano en el primer nivel de atención. En caso de los especialistas, se debe contar con normas excepcionales que les permita laborar en más de una entidad del Estado, incorporando también, las tecnologías de información y comunicación (Telemedicina).

3. Abastecer de medicinas, insumos y dispositivos a los tres niveles de atención con especial énfasis en el oxígeno y conexos para los establecimientos del primer nivel de atención. Asimismo, son indispensables los medicamentos de especialidad en el segundo y tercer nivel de atención, que incluyan disponibilidad de las cánulas de alto flujo.

4. Incrementar los centros de atención temporal y comunitarios de oxígeno.

III. Una gestión concertada de la pandemia:

1. Evaluar y tomar decisiones sobre el curso de la pandemia y los resultados de las intervenciones de contención y mitigación en plazos no mayores de 72 horas.

2. Valorar la necesidad de decretar al país en “Estado de Desastre Nacional” con el objetivo de aplicar las leyes de movilización nacional del Sistema de Seguridad y Defensa Nacional.

3. Proteger al capital humano crítico para enfrentar la pandemia, es decir, a los trabajadores de salud de todos los sectores sanitarios (implemento eficaz del programa de control de infecciones, seguridad y salud del trabajo además del abastecimiento sostenido de equipos de protección personal en todos los niveles de atención).

4. Aplicar una estricta vigilancia de salud a los trabajadores de todos los sectores sociales, productivos, entre otros, con especial énfasis en el trabajo remoto.

5. Frente a una epidemia de grandes magnitudes como la actual, es imperativo la unidad de los peruanos a fin de concertar acciones para lograr la contención, por lo que es necesario, conformar una Comisión de Gestión Nacional de lucha contra la pandemia, integrando a los 3 niveles de gobierno y a la sociedad civil.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Close